ERIK

Erik, así se llama mi pequeño príncipe. Ahora mismo acaba de cumplir dos añitos, nació con 32 semanas y 1754 gramos.

Estuvo ingresado durante un mes, aprendiendo a respirar y comer solito.

Fue un mes muy difícil, lleno de muchas emociones encontradas. Feliz por tenerte, tristeza por dejarte allí cada día, miedo de que se complicaran las cosas…

Pero ya solo me quedo con tu sonrisa, tu alegría…y, aunque tardé un mes en sentirme tu mamá, ahora me siento la más afortunada y orgullosa de mi hijo tan luchador.